DECLARACIÓN DE FE 

  1. Inspiración de las Sagradas Escrituras.

Creemos que las Sagradas Escrituras  compuestas por 66 libros divididos en el Antiguo y Nuevo testamento , fueron sobrenatural , plenaria y dinámicamente inspiradas por Dios en su forma original, constituyen así la Palabra infalible de Dios y la revelación completa del camino de Salvación para el Hombre y su única regla de Fe y conducta Cristiana.

  1. La Trinidad.

Creemos en la existencia de un solo Dios infinito, inmutable, perfecto, creador y sustentador de todas las cosas de eterna existencia en las tres personas de la Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo.   Que las tres personas, aunque eternamente divinas y distintas, no son tres dioses pues hay una solo esencia.     Que aunque inescrutable y conocida solo por revelación de Dios mismo, esta doctrina es la llave para todas las otras doctrinas de la Fe Cristiana (Mt. 28:19; 2Co. 13:14; Jn 1:18; 15:26; 17:11-21       )

  1. El Señor Jesucristo.

Creemos que Jesucristo es verdadero Dios y verdadero hombre, nacido de la virgen María por obra del Espíritu Santo .  Que vivió sin pecado y murió en la cruz en  sacrificio sustitutorio por la humanidad.   Que fue sepultado, resucitó al tercer día y ascendió corporalmente al Cielo.   Que hoy está a la diestra de Dios con nuestro representante y único Mediador.    Que vendrá otra vez para establecer su reino de Justicia y Paz, y que es Salvador de todos los que se arrepienten y se apropian por fe de su obra expiatoria en la cruz del Calvario. ( Jn 1:1-3; Mt 1:23; Heb 7:22-26;1Co 15:3-4; Fil 2:9-11; Jn 14:3; Ap 22:20)

  1. El espíritu Santo

Creemos que el Espíritu Santo es la tercera persona de la Trinidad habitando en al Iglesia desde Pentecostés conforme a la promesa del Padre.   Que es el encargado de convencer al mundo de pecado, de justicia y de juicio.   Que da vida nueva al que pone su fe en Cristo como su Salvador, regenerándole con su presencia y haciéndole un hijo de Dios, y renovándolo por un proceso continuo de santificación. (Jn 3:5-6; 16:8; Ti 3:5; Ro 8:1-16; 1Co 12:13)

  1. El Bautismo con el Espíritu Santo.

Creemos que Jesucristo bautiza a los creyentes con el espíritu Santo en un experiencia subsecuente a la conversión, llenándole con su presencia e invistiéndole con su poder.   Que   el orar en lenguas es la evidencia inicial de dicho bautismo, así como lo son una experiencia con Dios mas real y profunda , y el poder para una vida de santidad y un servicio mas efectivo a Dios mediante los dones del Espíritu.    Que el bautismo con el Espíritu es la puerta de entrada a lo que debe ser una vida en continua plenitud y en obediencia a la Palabra de Dios. (Luc 24:49; Hch 1:4-8; 2:4,38-39; Ef 5:18)

  1. El Hombre.

Creemos que el hombre, originalmente creado a imagen  y semejanza de Dios , cayó por desobediencia , trayendo así la muerte física y espiritual sobre la humanidad .   El hombre nace desde entonces con una naturaleza pecaminosa y separado de Dios , y que es redimido de esa condición solamente por Fe en Jesucristo, sin necesidad de obras meritorias. (Gen 1: 26-27; 2:17; 3:6; Ro 5:12-19 )

  1. La Sanidad Divina

Creemos que la Sanidad Divina es parte integral de la obra expiatoria de Cristo y del Evangelio , y que es privilegio de todos los creyentes el obtenerla por medio de la Oración de Fe en Jesucristo  .(Is 53:4-5; Mt 8:16-17; Mr 16:17-18; Stgo 5:14-16)

  1. La Iglesia Universal

Creemos que la Iglesia Universal, verdadero cuerpo místico de Cristo , está constituida por todas las personas renacidas espiritualmente por la obra del Espíritu Santo en base a la Fe puesta en Jesucristo.   Que ha sido comisionada para hacer discípulos a todas las naciones , bautizándoles en el nombre del Padre, del Hijo , y del Espíritu Santo , y enseñándoles a cumplir con los mandatos de Cristo.   Que el Señor le ha provisto de ministros llamados por El y ordenados según los principios escriturales para guiarlos en sus tres propósitos esenciales: Adoración a Dios, El perfeccionamiento de los Santos a la imagen de Cristo y la evangelización del mundo.

( Mt 28:18-20 ;1Co 12:13; Ef 4:11-16       )

  1. La Segunda Venida de Cristo

Creemos que Cristo vendrá por segunda vez para llevar a su Iglesia antes de la Tribulación . Que los muertos en Cristo resucitarán y serán llevados juntamente con los que hayan quedado hasta la venida del Señor. Que luego de ello volverá corporalmente con los Santos redimidos para establecer su Reino Milenial de Paz  en cumplimiento a las promesas a Israel. (Mt 24:27-30; Ap 19:11-14 ; 20:1-6)

  1. El destino eterno del hombre.

Creemos que los impenitentes e incrédulos resucitarán para un juicio final  donde serán juzgados conforme a sus obras. Que todos aquellos que no se encuentren inscritos en el Libro de la Vida serán condenados a una existencia en Tormento eterno, juntamente con el diablo y sus ángeles , la bestia y el falso profeta.   Que Dios establecerá cielos nuevos y tierra nueva donde el creyente en Jesucristo gozará de una existencia en espíritu , alma y cuerpo glorificado, de eterno gozo y bendición en la comunión con Dios. (Mr 9:43-48; Ap 19:20; 20:11-15; 21:8)

 

NUESTROS FUNDAMENTOS

En lo que respecta al Espíritu Santo

El Bautismo en el Espíritu Santo que es una de las doctrinas esenciales de la escritura, descansa sobre tres puntos que deben ser observados con especial interés por todos los redimidos, porque tiene un valor espiritual eterno para la seguridad de la esperanza de las cosas del espíritu para nuestra vida eterna, esta doctrina es bíblica, razonable y práctica.

1. Es bíblica: porque se encuentra trazada y bien delineada a través de toda la escritura, tanto en el antiguo como en el nuevo testamento. Esta doctrina fue el punto fuerte de la fe salvadora, como así mismo de las grandes realizaciones de los antiguos tiempos bíblicos. Nunca brillo mas la gloria del Santo que cuando intervino personalmente el Espíritu Santo en los asuntos del hombre sobre la tierra y en las naciones (Is. 63:10 RV). Al estudiar esta doctrina esencial e indispensable para todos los creyente, debe hacerse con reverencia, sinceridad y fidelidad, ceñidos estrictamente al significado tanto del texto por separado como de las palabras en su valor gramatical, espiritual, y de la armonía en su conjunto a través de todo el volumen sagrado, cuidando que todo vaya suavemente deslizándose por las páginas sublimes de la Biblia. Andan por ahí muchos maestros que por la mala interpretación, tienen para dar un evangelio deforme, en parte mutilado y en parte añadido, de esto resulta que ni es para provecho sino para dañoso mal, que trae muerte eterna a las almas. Unos predican que hay un evangelio moderno para el hombre moderno. Ambas cosas son mentiras de Satanás.

2. Razonable: Esta doctrina es razonable porque se puede examinar a la luz de la razón, es racional, lógica, y coincide con el buen criterio y el hombre podrá aplicar sus posibles capacidades de reflexión y en lo practico hallará que le convienen plenamente, esto no riñe tampoco con el comportamiento psicológico del hombre como ser racional, moral, y semejante a su creador. Esta doctrina se adentra en las profundidades del corazón y llena completamente el yo humano con el Yo de Dios y las facultades de la mente inteligente, de las emociones y de la voluntad del hombre son poseídas plenamente con esta llaneza gloriosa, conservando, sin embargo, en forma maravillosa e inexplicable y para felicidad del hombre su libre albedrío y la libertad de acción encausada por la dirección todopoderosa del Espíritu Santo.

3. Práctica: es práctica porque es aprovechable al grado que puede llenar todos los departamentos del ser espiritual y físicamente del creyente, regenerarlo, y santificarlo (1 Ts. 5:23 RV). Porque trae la plena seguridad del creyente con Dios. Por que es aprovechable sin desperdiciar ni una coma, ni un renglón de ella, no hay fantasía ni mucho menos engaño. La aprovechará el rico como el pobre, el anciano como el niño, el sabio como el ignorante, tendrá opción a ella todo creyente sin excepción. Esta doctrina y verdad bíblica la aprovecharon todos los fieles del antiguo testamento, desde los esclavos hasta los poderosos monarcas, el campesino como el refinado filósofo. Los resultados prácticos en lo moral son óptimos, en provecho del hombre mismo, como así mismo en la glorificación del Dios omnipotente., y está ofrecida por el mismo Jesús, que es el dador del espíritu Santo. Es vivencia y no teoría, pues Jesús mismo la vivió, es poder de Dios (Lc. 4:1; Hch. 1:8; Mt. 3:11; Ro. 1:16; Ef. 5:18).

 

Citas bibliográficas tomadas del libro “El bautismo del Espíritu Santo” por Filiberto Fuentes S.